¿Qué secretos esconde la costa Cantábrica? 

Son muchos los sitios, parajes e historias que encontramos a lo largo de esta costa famosa por su importancia estratégica, sus lugares turísticos y por supuesto por la gastronomía de la zona.

Uno de los sitios que ha alcanzado mayor renombre es Laredo, municipio y localidad que a lo largo de los siglos ha jugado un importante papel en diferentes aspectos, y como parte de algunas organizaciones y entidades administrativas. Incluso en Don Quijote de la Mancha se menciona la villa de Laredo, ya famosa en esa época.

Una de las Cuatro Villas Marineras

Con más de mil años de historia, Laredo ha sido a lo largo de los siglos lugar de interés y punto estratégico de la defensa y del comercio. 

Ya en la edad media formó parte del Corregimiento de las Cuatro Villas del Mar que tuvo gran importancia en el desarrollo de la zona y que llegó a ser una potencia naval al nivel de otras regiones europeas. 

Ha sido incorporada a la Comarca de la Costa Oriental y como tal también es parte de la Provincia de la Comunidad Autónoma de Cantabria. 

Todo esto ha permitido a Laredo convertirse en un lugar histórico con su villa medieval, su villa renacentista y barroca y su villa contemporánea. 

Laredo es un lugar turístico desde hace más de un siglo

Ya en el siglo XIX Laredo era una reconocida zona turística, incluso con publicaciones sobre sus playas, debido entre otras cosas a su excepcional ubicación y que cuenta con la playa de mayor extensión de Cantabria. 

En los años ’60 y ’70 del siglo pasado Laredo tuvo un resurgir como destino turístico europeo, que contribuyó a que reviviera mucho de su antiguo esplendor y que el turismo se convirtiera en la principal actividad económica de la zona. 

La belleza de sus playas se complementa con su rica fauna, sitios de interés histórico, y por supuesto la existencia de una rica gastronomía. 

Se ha construido recientemente el Puerto Deportivo de Laredo para prestar servicios, una instalación que encaja perfectamente con la tradición náutica de la localidad. Su ubicación que además es equidistante de Santander y Bilbao ofrece la mejor opción para los amantes de la navegación y la pesca deportiva. Además de todo esto, su vida silvestre es rica y gran parte del Parque Natural de las Marismas de Santoña queda en el municipio.

Además del turismo, la industria de la Pesca

Laredo comparte con Santoña la mundialmente famosa Bahía de Santoña, siendo Laredo la parte sur. Esto le permite ser parte también de la tradicional industria de la Anchoa con sus vecinos del otro lado de la bahía. 

Las industrias artesanales de conserva y salazón se estacionaron a todo lo largo de la bahía, y cuando se inició la industria de la anchoa, tanto Santoña como Laredo compitieron y compartieron preeminencia. 

Actualmente en Laredo existen muchas industrias de procesamiento del bocarte para la elaboración de anchoa, algunas centenarias, algunas familiares de tercera generación y más.

Son famosas principalmente por la calidad de la materia prima que se consigue, y porque han mantenido muchos de los métodos de trabajo tradicionales.

Durante más de un siglo estas industrias fueron la principal fuente de trabajo e ingreso de Laredo, y aunque hoy en día el turismo las ha desplazado como principal actividad de la población, siguen teniendo un lugar destacado. Incluso la industria de la anchoa se ha integrado a la del turismo, ofreciendo turismo gastronómico, visitas a las instalaciones y mucho más.

La calidad de las anchoas de Laredo ha merecido premios y reconocimientos internacionales, haciendo de la Costa Cantábrica la primera referencia mundial de esta industria.  

En Laredo no olvides visitar

No se puede decir que conocemos Laredo si no hemos visitado algunos lugares emblemáticos o visto algunas de sus tradiciones, por ejemplo:

  • Puebla Vieja. Con sus casonas, palacios, calles, y por supuesto un arte compuesto por retablos, pinturas y esculturas. Caminar por sus espacios es transportarse en el tiempo…
  • Monte de La Atalaya. Ubicado al norte de la Puebla Vieja, tiene un túnel que lo atraviesa, miradores en diferentes puntos como la bahía o la ciudad, y las ruinas del Fuerte del Rastrillar. Es un parque medioambiental protegido, interesante y de valor geológico, histórico y cultural. 
  • El último desembarco de Carlos V. Una pintoresca fiesta de aire medieval que recuerda cuando el emperador llegó en barco por última vez a un puerto, antes de retirarse al Monasterio de Yuste. En esta conmemoración que se hace durante el mes de septiembre, se llevan a cabo diversos eventos ambientados en el medievo, incluyendo los atuendos con los que los participantes se visten, dando un aire colorido y pintoresco a la celebración.

Laredo ha sido centro de eventos históricos, culturales y políticos. Sus más de mil años de historia han visto pasar reyes y emperadores, y sin embargo sus encantos, como sus playas se han mantenido en el tiempo. 

Lugar turístico y con encanto, sede de una industria gastronómica basada en la anchoa y que tiene en su cultura náutica un gran tesoro. 

Es un lugar que vale la pena conocer.

  • lata de anchoas la capitana
  • anchoas la capitana premium gourmet
  • Caja de Anchoas del Cantábrico